Reflexiones sobre la violencia

Image by Pexels from Pixabay

La violencia en la sociedad que nos rodea

Para poder entender de fondo el problema es fundamental aceptar que un acto violento no se limita solamente a la agresión física. La violencia es todo aquel acto que sea realiza con la intención de perjudicar a otros, la violencia más conocida es la física, pues es la que en apariencia deja más huellas (las cicatrices, moretones, etc.), erróneamente se llega a pensar que solamente los golpes representan un acto violento, sin embargo insultar, humillar y burlarse de una persona también representan violencia pues de manera intencional se busca hacer sentir mal al otro.

Con el paso de los años (y la evolución humana) se ha buscado contrarrestar la propagación de los actos violentos, movimientos importantes como la abolición de la esclavitud, la independencia femenina, , el movimiento de “poder negro” realizado en los años sesentas en E.U.A (en contra de la discriminación por racismo) han hecho comprender a la humanidad que todos los seres humanos tienen derecho a una vida plena y libre de violencia. En la actualidad han surgido diferentes asociaciones y organizaciones como el Instituta Nacional de las Mujeres (INMUJERES) que se dedican a combatir la violencia.

Identificar los rasgos violentos en nuestra sociedad no siempre es tan sencillo, debemos reconocer que constantemente estamos expuestos a la violencia. La televisión, el principal medio de comunicación del país, tan sólo en 2009 el 91%de las viviendas mexicanas contaban con un televisor, lo que implica el acceso de toda a la familia a éste medio de entretenimiento. Suponiendo que todos ellos tienen acceso a la televisión abierta (los canales gratuitos como el 5, 7, 11, 13, etc.) y sin contar aquellos que cuentan con un sistema televisivo de paga (en donde la programación es más numerosa y variada) simplemente con este medio de entretenimiento nos encontramos expuestos a un sin número de programas de contenido violento que están al alcance de niños y adolescentes, a pesar de ello no se puede culpar al contenido televisivo de las constantes hechos violentos de los que sufre el país, la tenemos contacto con la violencia a diario, pero no por ello nos debe parecer algo natural.

En últimas fechas a tomado relevancia el fenómeno del acoso escolar o el bullyng que se refiere a la violencia dentro de una institución educativa, las víctimas tienen en promedio de 12 a 13 años, este fenómeno ha contribuido a que se tome más conciencia de todo lo que implica la violencia (y no se catalogue solamente, por ejemplo, en un hombre que golpea a su esposa). Tanto infantes como adolescentes presentan actitudes violentas, que de no ser reconocidas y tratadas en un momento oportuno, se intensifican con el tiempo, lo que da resultado en un adulto violento. Esto no significa que todos los adultos violentos hayan presentado actitudes violentas en su infancia.

Afortunadamente, en la actualidad hay una preocupación general por detener la violencia, es importante que seamos capaces de identificar las actitudes violentas que se presentan a nuestro alrededor o incluso las que somos capaces de hacer nosotros mismos sin que nos demos cuenta. Solamente de esa manera podremos erradicar la violencia en nuestra sociedad. Comienza en tu casa, platícalo con tus padres y tus hermanos para que todos tengan en claro como resolver este problema. Si después de leer está guía te das cuenta que eres víctima de alguna actitud violenta, acércate a tus padres, profesores o ponte en contacto con alguna de las organizaciones dedicadas a combatir la violencia, lo importante es que todos comprendamos que la violencia puede y debe ser erradicada de nuestro círculo social.